El tiempo en Escocia, preocupa normalmente a cualquier viajero. La imagen característica del país no es prometedora: paisajes grises envueltos por la niebla y el frío. Sin embargo, la realidad es que Escocia en cuanto al tiempo, ofrece variantes suficientes para invitarnos a visitar el país en el momento del año que mejor se adapte a nuestros gustos.

image

Imagen RonAlmog

Mientras el verano es el momento del sol, y los paisajes intensamente verdes, el tiempo se vuelve más templado y las horas de sol se extienden exageradamente. Así, en zonas de costa hasta podremos disfrutar de jornadas de playa, sobre todo en los meses de julio y agosto. El invierno por supuesto, será casi lo contrario. Lo que caracteriza a cualquier región y momento del año en cuanto a clima, será siempre la inestabilidad.

El tiempo de Escocia, puede variar a cada momento, y pasar del sol pleno, como en Dundee, a la llovizna. Moderado por la influencia oceánica y los kilómetros de costa, hay días en que todas las estaciones parecen sucederse (Ver otoño en Escocia). Si a ello agregamos las variaciones de paisajes y alturas, entre las tierras altas, las montañas o el norte miranto al Ártico, el frío es una presencia que nunca se puede subestimar.

Hacia la costa este de Escocia, el tiempo se vuelve menos húmedo, y por lo tanto más apacible. Las temperaturas, también son más moderadas hacia esa zona. En la costa occidental, las lluvias son más abundantes, sobre todo en el invierno, donde el tiempo parece estar siempre de mal humor. En comparación con el resto del Reino Unido, el clima es también más frío. En resumen, los mejores meses serán tanto julio como agosto, durante el verano, mientras que la ropa de abrigo e impermeable, irá bien en cualquier momento del año.

Etiquetas: , ,